educación·Educación Emocional

Desconfiad del profesor que quiere hacer feliz a vuestro hijo

Así nos sorprendía el título del artículo del filósofo Luri “Desconfiad del profesor que quiere hacer feliz a vuestro hijo”

Podéis encontrar el artículo AQUÍ

Para él es mucho más sensato enseñar a nuestros hijos a superar las frustraciones inevitables que hacerles creer en la posibilidad de un mundo sin frustraciones. Hasta aquí todos estamos de acuerdo. El mundo es el mejor patio que hay, y por ello la escuela debe ir en concordancia con el mundo, con sus penas y alegrías.

Pero a continuación podemos ver diversas afirmaciones que nos gustaría comentar:

Su consejo es que si vuestros hijos van a una de esas escuelas en las que competir está prohibido, cuando juegan todos ganan y nadie pierde, y se considera más importante educar emocionalmente que enseñar álgebra, «entonces manteneos vigilantes. A no ser que vosotros seáis también partidarios de educarlos contra la vida real».

Por el contrario, si lo que buscamos es que nuestra prole disponga de recursos para vivir en el mundo tal cual es, entonces, los que tenéis que hacer es todo lo contrario: «protegerles contra el exceso de proteccionismo de la escuela y enseñarles que ni la competencia ni la ambición son vicios perniciosos».

¿No es posible educar emocionalmente y enseñar álgebra? Nosotras somos partidarias, al contrario que Luri que la educación emocional es muy importante para la vida, al igual que el álgebra y todos los demás conocimientos. No debemos olvidar que los seres humanos somos inteligentes, contamos con la razón, lo que nos hace diferentes a todos los animales, pero también tenemos sentimientos y emociones.

El hombre es un ser inteligente y emocional, no pueden separar estas dos esencias porque una sin la otra hace que la persona se transforme en un hombre sin escrúpulos ” el hombre es un lobo…” o en un ser inservible para la socidad “parásito”.

En estos tiempos estamos cansados de ver personas que no saben lo que es la ética ni la moral, no respetan los derechos humanos, se mofan de las personas que lo pasan mal, se aprovechan de fondos públicos y no tan públicos…y esto nos horroriza, es normal. Pero a esos hombres se les ha otorgado el “honoris causa”, por poner algun ejemplo, ¿de verdad creemos que esta persona no es inteligente?¿que no se le ha enseñado a ser competitivo o a ser ambicioso? Así pues, la pregunta que deberíamos hacernos es: ¿qué es lo que no se le ha enseñado?

Juzguen ustedes mismos este artículo y debatan… pues el debate es un aprendizaje para estimular al ser tanto inteligentemente como emocionalmente, porque la una sin la otra crea semipersonas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s