educación·Padres/Madres·Pedagogía

Hablamos erróneamente de disciplina

Al igual que cualquier adulto, a los niños lo les gusta la manipulación. Por eso, se rebelan contra sí mismos al dejar de mostrarse sumisos y conformes o contra sus padres. “Esto provoca que crean un personaje falso que reacciona contra la energía controladora de sus padres en lugar de emitir una respuesta natural que emerja de su estado interno” (Tsabary, 2014)

22

Si queremos ser maestros de nuestros hijos primero debemos aprender. Para poder trasmitirle esos conocimientos debéis ser autodisciplinados y tratar vuestra inmadurez emocional. Para ello debéis ser una persona auténtica y sincera con vosotros mismos. De este modo estáis dando una enseñanza fundamental: vuestro hijo aprende cómo ser sincero consigo mismo y con sus deseos más profundos.

344

Ejemplos de ello es el hacer la cama cada mañana, hacer ejercicio, cocinar para toda la familia, el comportamiento que tenemos a la hora de comer, los límites que se establecen y la forma en que nos comprometemos con nuestros propios objetivos.

Sin título333

Fuente:www.huffingtonpost.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s